El Color

El color es una experiencia visual, una impresión sensorial que recibimos a través de los ojos, independiente de la materia colorante de la misma.

 

El mundo que nos rodea se nos muestra en color. Las cosas que vemos no sólo se diferencian entre sí por su forma, y tamaño, sino también por su colorido. Cada vez que observamos la naturaleza o un paisaje urbano podemos apreciar la cantidad de colores que están a nuestro alrededor gracias a la luz que incide sobre los objetos.

 

El concepto de color varía de acuerdo al ámbito que es utilizada; desde el punto de vista físico el color es una propiedad física de la luz emitida por los objetos y substancias. En la química lo describen por medio de una formula que representa una reacción de elementos.

La psicología y filosofía muestran al color como un portador de expresión, efectividad, sensación, de cierto simbolismo y carácter, poseyendo su propio lenguaje y significado. El color como un influyente en el ser humano, cuando domina en el ambiente. Por ejemplo, estar de amarillo da un humor sereno y alegre, es una influencia positiva. En el lenguaje de las artes plásticas, el color es primordial calificativo para los objetos, en algunas obras y movimientos artísticos el color se erige como protagonista.

 

Se dice que el color deriva de la descomposición de la luz blanca proveniente del sol, o de un foco o fuente luminosa artificial. La apariencia de esos colores siempre es visual, y va a variar según la naturaleza de los rayos luminosos y el modo en que son reflejados.

El color blanco de algunos cuerpos es debido a la reflexión de todos los rayos del espectro visible.

En la descomposición de la luz blanca se ven los siete colores espectrales: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y violeta. El color  negro, resulta de la ausencia de toda impresión luminosa, está en oposición al  color blanco.

 

Tenemos también el color pigmento o color materia, el cual se concibe como la capacidad que tienen los  cuerpos para absorber cierta porción de rayos de luz y reflejar únicamente la longitud de onda que le  corresponde a sí mismo.

 

Por ejemplo; la manzana absorbe todos los colores contenidos en la luz blanca,  pero refleja sólo la porción de rayos color rojo. Los pigmentos de procedencia orgánica tienen origen en  el reino vegetal o animal, y los pigmentos inorgánicos son los colores que se derivan de los minerales

(colores térreos).

 

El color presenta tres dimensiones distintas: el tono, también llamado tinte o matiz, es su propia cualidad de color; el valor, es el grado de luminosidad del color entre los términos de luz y oscuridad; y la intensidad o saturación; es el grado de pureza del color que una superficie puede reflejar.

Colores y sus efectos en los sentimientos

Los colores tienen un gran efecto en como nos sentimos. Científicos han estudiado el porque de las diferentes reacciones al ver ciertos colores, y es por la energía que irradian y que nosotros necesitamos para poder verlos que nos sentimos atraídos a ciertos tonos. Esta energía estimula diferentes hormonas, que pueden cambiar nuestros sentimientos.

 

Al elegir los colores que usaras para tu hogar, más allá de tendencias, necesitas tener en cuenta como ciertos colores te hacen sentir. Si te cuesta dormir, colores que te ayuden a relajarte son mejores para una habitación, mientras que colores que te ayuden a ser creativo y a tener más energía pueden ser una mejor eleccion para la oficina.

 

Ten en cuenta que no todos nos sentimos igual al ver ciertos colores, pero en general, esto es lo que puedes esperar de cada tono:

Amarillo

 

El amarillo es un color feliz y vibrante. Este color aumenta la presión arterial y el pulso, lo que te da energía.

 

Si tienes problemas de memoria, agrega accesorios amarillos, ya que estimulan a recordar. El color amarillo es una buena opción para cuartos de juegos y espacios donde quieras estar activo.

ROJO

 

El rojo es dramático, poderoso y arrogante, también evoca confidencia y elegancia. Usa este tono en espacio donde requieras más energía. Si sufres de alta presión o hipertensión, no uses este tono, ya que puede ser abrumador. Usa el rojo para cuartos de bebes y niños, ya que estimula el cerebro.

Anaranjado

 

El anaranjado es un color feliz que invita a ser sociable. Usalo es espacio donde recibes visitas. El anaranjado también estimula el apetito y reduce la fatiga.

Verde

 

El verde representa vida y naturaleza. Este color evoca nuevos comienzos, esperanza, calma y relajación. Si sufres de ansiedad o necesitas controlarte, usa este tono en tu hogar, ya que te ayudara a calmarte y disciplinarte.

 

 

Blanco

 

El blanco es pureza, invoca elegancia, valores y esperanza. Usa este color combinado con otros para darle más vida.

Rosa

 

El rosa ayuda a relajar los músculos. En sus tonos claros es relajante y femenino. En sus tonos mas vivos da energía. Usa este color en espacios elegantes y relajados.

 

 

Negro

 

El negro es la falta de luz. Puede usarse para darle elegancia a un espacio, aunque usado en mucha cantidad puede verse sombrío.

 

Gris

 

El gris invoca elegancia. Usa este tono con otros mas vibrantes o usalo solo para que tu hogar se vea sofisticado.

 

Marrón

 

El marrón es un color cálido, una opción en lugar de los fríos negros y grises. Este color invoca tradición y familiaridad.

Azul

 

El azul es otro color relajante que baja la presión arterial, el pulso y la respiración. Es un color fresco, y una buena opción durante meses calurosos. Este tono es también elegante y tradicional, invoca valores y belleza. El azul también ayuda a que los niños tengan menos rabietas y sean menos agresivos.

 

 

Violeta

 

El violeta en sus tonos claros es femenino y relajante. En sus tonos mas fuertes, nos recuerda a la realeza. El violeta es un color intelectual y que ayuda a la creatividad. Este tono invoca dignidad y exclusividad.

Combina colores correctamente con la regla 60-30-10

Al decorar tu hogar no solo debes decidir que colores usar, pero cuantos tonos y en cuanta cantidad usarlos. Un formula fácil de seguir, y que te ahorrara el trabajo de probar diferentes combinaciones, es la regla 60-30-10. Esta formula es usada por muchos diseñadores de interiores, y si prestas atención a las imágenes en revistas de decoración, te darás cuenta que siguen esta regla.

 

Para seguir la regla 60-30-10 debes escoger tres colores para tu decoración, y usar el color dominante en sesenta por ciento del espacio, el color secundario en treinta por ciento del espacio, y el color de acento en diez por ciento el espacio. Estos porcentajes crean una decoración atractiva, ya que el color primario es el primero que atrae el ojo, el color secundario le da interés, y el color de acento es como el brillo que aportan las joyas a un atuendo elegante.

 

Color dominante 60%

 

El color dominante es en general usado en las paredes, ya que ocupan la mayoría del espacio.

 

Pero esta no es la única manera que puedes implementarlo. Mientras este color este en sesenta por ciento del cuarto, puedes usarlo donde quieras. Por ejemplo, en el piso, cortinas y techo, y así dejar las paredes para el color secundario.

 

En general el color dominante tiende a ser neutro, especialmente si planeas una decoración tradicional y tranquila. Si prefieres darle más interés a tu decoración, puedes usar colores brillantes, pero tendrás que usar neutros en las otras dos categorías, para no crear un espacio demasiado atareado.

 

 

Color secundario 30%

 

El color secundario es en general el color de los muebles. Si no tienes muchos en tu espacio, aveces este color puede también tomar forma en las cortinas, alfombras y otros textiles. Como mencionamos anteriormente, no necesitas usarlo en un espacio especifico, solo asegúrate que este presente en treinta por ciento del espacio.

 

Para el color secundario escoge un tono favorito que complemente el dominante. Si piensas usarlo en muebles, es posible que tengas menos opciones, y tendrás que escoger el color de los muebles que quieres usar. Recuerda que siempre puedes tapizar o pintar muebles para renovarlos.

 

 

Color de acento 10%

 

El color de acento debe ser usado en diez por ciento de la decoración, por lo que lo podemos verlo mas que nada en los accesorios. Escoge almohadones, piezas decorativas, cuadros, velas y mas acentos que sean del color que escogiste. No todos los accesorios tienen que ser del mismo color, puedes escoger distintos tonos de tu color de acento, o usar el color dominante o secundario en los accesorios también.

 

No tengas miedo de escoger un color llamativo como tu color de acento. El negro es una buena opción si quieres una decoración elegante, los metálicos le agregan glamour a tu hogar, y los brillantes le agregan un estilo divertido. Este es el color que puedes reemplazar fácilmente, así que también puedes seguir tendencias y escoger los colores mas populares del año. Cuando pasen de moda, cambia el color de acento por otro.

El color

es el lugar donde nuestro

cerebro y el universo se encuentran

Paul Cézanne

subir

COUTTENYE  & Co., S.A.

Rif: J-00009097-1

@copyright 2016 - Web y desarrollo:

www.linea3publicidad.com.ve

Telfs:  212-372-8033

212-372-8222

Fax :  212-372-8244